haciendo PRESUPUESTOS

¡Tengo que hacer un presupuesto! Bieeeeeen!

En nuestro trabajo, ocurre en muchas ocasiones que un futuro cliente o uno de nuestros clientes existentes quiere probar un artículo nuevo o necesita un servicio que hasta el momento no le hemos servido o prestado. Quiere saber el precio y todo lo que le concierne: cantidades mínimas, los plazos de entrega; en caso de servicios también las horas que conllevará, en que consiste el servicio, por ejemplo.

Lo que necesita es información para poder tomar una decisión. Es lo que se conoce como presupuesto, oferta, cálculo.

Tengamos en cuenta que el cliente no es el experto en nuestro servicio o en nuestro producto que le vamos a ofrecer, así que cuantos más detalles podamos ofrecerle, de la forma que mejor lo pueda entender,

¿Qué partes debe tener un presupuesto?

REFERENCIA: Asignación de números y/o letras para identificar el documento y poderlo encontrar en el futuro.

NUESTROS DATOS: Nuestro nombre fiscal, dirección de contacto, teléfonos de contacto, e-mails, la dirección de nuestra página web, y cualquier otro dato que facilite el contacto con nosotros.

DATOS DEL CLIENTE: El nombre de la empresa, la persona de contacto que nos ha solicitado el presupuesto, su forma de contacto: e-mail, teléfono.

FECHA DE LA EMISIÓN Y LUGAR: Este dato es muy importante, sobre todo la fecha. Ya que servirá para tomar referencia en el futuro de la caducidad del presupuesto o saber como estaban los precios en el momento que se emitió, además puede servir para facilitar su búsqueda si se han hecho varios presupuestos al mismo cliente.

QUE OFERTAMOS: Aquí detallamos nuestro producto o servicio:

PRODUCTO: Cantidad mínima que podemos ofrecer.

PRECIO POR UNIDAD:

UNIDAD = es muy importante detallar si es por CAJA, por KG, por PALLET, por VOLUMEN, etc. Un error en este campo puede derivar en pérdida de energía, tiempo, dinero.

PRESENTACIÓN: Cómo lo va a recibir el cliente, en una caja, en una bobina. Dependiendo del producto su presentación será la que conlleve.

SERVICIO:

Horas destinadas a hacer el trabajo que nos solicitan (si nuestra tarifa funciona por horas).

Todos los elementos, de forma clara y sencilla, y exhaustiva, que componen el servicio, evitando dar lugar a errores de interpretación en el futuro cuando se ejecute el servicio.

PLAZO DE EJECUCIÓN: Lo que durará el servicio. Es conveniente especificar si es una estimación o tiempo exacto.

PRECIO: Unidades monetarias por unidad de trabajo (€/camisa, €/hora, €/metro cuadrado, etc.)

Si incluye IVA y otros impuestos o tasas, si no lo incluye.

TRANSPORTE: Si lo paga el cliente, o nosotros, o está incluido y hasta donde, hasta que sitio.

PLAZO DE ENTREGA: Desde la fecha en que se hace el pedido hasta que el cliente lo tendrá en el lugar de destino elegido por el cliente.

La idea base o el objetivo es ¿En que presupuesto confiaríamos más? ¿Cómo nos gustaría recibirlo?

Aquí os dejo unos ejemplos:

opción "a"

opción “a”;

opción "b" presupuestos
opción “b” presupuestos

¿cuál de las dos opciones escogerás cuando recibas un presupuesto?

Pronto más, ;-D