¡¡Transferencia errónea!!

¡¡Transferencia errónea!!

Situación:

Un cliente te tiene que hacer una transferencia, te llama, te dice que ya la ha hecho (¡Qué bieeeen!), le pides el justificante bancario (es una opción muy acertada para evitar dar por hecho datos).

Te lo envía… y lo miras de arriba abajo y de abajo arriba, te paras en el número de cuenta destinataria… ¡No es la tuya! “No puede ser, si se lo envíe el correo electrónico con los datos correctos” (piensas).

Primero, RESPIRA, 3 veces PROFUNDAMENTE. Y seguidamente: MANOS A LA OBRA.

El error puede deberse a muchos factores, errores informáticos, humanos, confusiones… eso ahora no es lo que nos va a ayudar a tener el dinero en la cuenta correcta.

Lo primero, llama al cliente y coméntale la situación, no utilizar las culpas, ya que estas no ayudan a cambiar el dinero de cuenta. Lo importante es la COLABORACION entre los dos. El cliente puede anular la transferencia. Desde el portal de internet o llamando a su oficina pueden anularla y recuperar su dinero.

Si no se puede anular, es necesario poner en marcha el plan B. Este consiste en llamar a la entidad bancaria, a la oficina, y comentarles el tema. No te podrán dar datos pero sí decirte si la cuenta a la que ha llegado el dinero sigue activa o no, si han retirado esos fondos, si están paralizados en la cuenta. En este punto hay que tratar de hablar con el titular y comentarle la situación para que lo devuelva.

Si todo esto no sirve… está la vía judicial, poniendo denuncia. Pero creo que si miramos atentamente los datos en el momento podemos evitar alargar la solución.

Me gustaría saber cómo has solucionado una situación parecida cuando se ha presentado ¿Qué alternativas has encontrado?

Te deseo unas felices gestiones.